1. Inicio
  2. /
  3. El crecimiento

El crecimiento

Es dificil encontrar a un aficionado al Slot que no cuente como primera experiencia en el hobby su paso por el slot tradicional de velocidad en plástico (en España, el conocido como Scalextric), esa afición que también es Slot y que se disfrutaba en tu pequeño circuito personal o con aquel más grande que construías con tus amigos juntando las pistas de todos, amigos con los que por otra parte, tambíen te encargabas de destrozar de forma “magnífica” (entrecomillo aposta) los coches y el material que en general tanto nos costaba obtener. Cosas del slot magnético, de la juventud y de querer llegar el primero a la meta. Y un buen día alguien dijo: “…los que saben de esto dicen que hay que jugar sin imán…”. Y dicho y hecho te metes de lleno en la experiencia… y vaya, esto es más complicado de lo que parece pero comienzas a pensar, comienzas a ver los coches de otra manera, te haces preguntas sobre porqués y encuentras respuestas que te piden más dedicación, en estudiar y preocuparte de que los coches no son sólo un motor e imán super-potentes, que existen otras leyes además de la simple fuerza bruta. Y casi sin darte cuenta, estás pasando de un mero entretenimiento a toda una afición, a otro lenguaje y a otros parámetros y aúnque algunos de tus colegas no quieren más, a ti te han inyectado el veneno del slot en vena y a partir de ese momento no quieres parar.

Si Ángel Gil o Jesús Grauliana, fundadores originales del Club Almo-Deli, tuviesen que contar su historia con el slot, probablemente comenzarían escribiendo un párrafo similar al anterior. Y a ellos, como al igual que a otros muchos, corresponde el mérito de entender que el Slot, además de ser un maravilloso juego técnico de habilidad y carreras, es una afición que debe compartirse. Y así, a caballo entre los barrios de la Almozara y el de Delicias y sus respectivas casas de juventud, nacieron las primeras reuniones de miembros y simpatizantes del Almo-Deli Slot Club, un grupo de gente muy jóven que en torno a unas viejas pistas de Scalextric se juntaba los fines de semana para hablar de coches de carreras a la vez que montaban/desmontaban diferentes circuitos en donde probar sus preciados vehículos de colección.

En aquellos y ya lejanos inicios, el sueño era tener la pista de seis carriles que adornaba la última página del catálogo oficial de ampliaciones de circuitos del fabricante Exin, un apretado y completo trazado de velocidad que colmaba las aspiraciones de cualquier aficionado que quisiera compartir su hobby con los demás. Como decía y para lo humildes comienzos del club y sus pioneros, todo un sueño. Y poco a poco, con la aportación de los socios y en general adquiriendo material usado aquí y allá, se consiguió completar las pistas del circuitocomplementarlo con un puente cuentavueltas semi-artesanal y comenzar los trabajos de carpintería para poder crear una estructura suficientemente modular que permitiese el montaje y desmontaje del circuito de forma rápida; unos trabajos que ya contaron con la dedicación y buen hacer de Oscar Lahuerta y que coincidieron en el tiempo con el establecimiento de la asociación en la sede de la AA.VV. “Rey Fernando” en el barrio del Actur, la cuál cedió sus trasteros y su sala principal para poder acoger el material y las actividades del Almo-Deli Slot Club. La verdad es que aquél primer circuito de velocidad en plástico núnca llego a funcionar de forma perfecta, siempre teníamos algun problemilla, ya fuese con el desgaste de un material demasiado viejo o con una alimentación que demostraba tener vida propia y en excesocaprichosa“.

Entrábamos en el Verano del año 2001 y un servidor comenzó a pensar en su proyecto de club a medio plazo, proyecto que con la ayuda de los mencionados Jesús, Ángel y Oscar se hizo realidad a comienzos del año 2002, estableciendo la sede del club en la nueva nave de Cuarte de Huerva y cambiando su denominación por la de Club de Slot Almodeli-Aragón.

Aúnque aún nos atrevimos a montar en el nuevo local algún circuito de cuatro carriles con nuestro viejo material, el objetivo a corto plazo era diseñar y adquirir un nuevo circuito permanente de velocidad en plástico. Pero el protagonismo de la nueva pista de madera y nuestros recursos siempre limitados retrasaron un poco su construcción, aúnque el día de la inauguración del nuevo club el 24 Marzo de 2002 el nuevo diseño ya estaba aprobado así como comprados los tableros y bases en madera, en una clara intención de enseñar a los nuevos miembros del club que este también tenía en cuenta la velocidad clásica sobre circuito de plástico y a escala 1/32.

Arrancada ya la nueva sede, se hacía crítico tener disponible un circuito de plástico para facilitar a los nuevos socios el uso de una superficie que se les hacía natural en su afición. No tardó mucho de nuevo Oscar Lahuerta en coger la sierra y el taladro para montar durante el mes de Mayo del 2002 el nuevo y flamante circuito de 4 carriles, adquirido al fabricante Ninco y al que también dotamos de la fiable electrónica de control de DS.

Con el paso de los años y por todo lo que nos enseñó aquél técnico trazado para la escala 1/32, los más veteranos recordamos ese circuito como magnífico y super divertido. Con una cuerda total de 31,68 mtr. (recta principal en diagonal de 5,5 mtr.) el bien aprovechado trazado de cuatro carriles no estaba compensado pues incluía dos puentes, lo cuál significaba que en cada carril se recorria una distancia diferente a los demás. En total, la diferencia entre el carril 1 y el 4 era de 1,70 metros pero con el conocimiento que dan las experiencias también comprobamos que aquella diferencia no era tanta por cuanto el carril exterior más largo permitía, al no tener suficiente espacio de arcén, apoyar la conducción del coche en curva sobre las vallas de protección, compensando de esta manera la dificultad de pilotar en los denominados “cantos” del circuito e igualando más los tiempos por vuelta con los que se obtenían en las siempre más rápidas pistas centrales.

Este circuito se inauguró oficialmente el 1 de Junio de 2002 en una doble jornada que contemplo la victoria de Iker Santos (Mercedes clk dtm) en la prueba de la mañana, categoría de Turismos y la de Marco Ara (Ferrari F40) en la carrera de la tarde y con el inicio del estupendo campeonato monomarca sobre superficie mixta que organizamos para los míticos coches F40 de la marca Scalextric.

Durante las dos temporadas que se hizo servir este circuito (2002-2003) las categorías en competición fueron cuatro, a saber, Turismos, GT´s, Fórmula-1 y Clásicos, todas ellas a escala 1/32. A estas complementaron el campeonato con los Ferrari F40 y los trofeos a una única prueba con las categorías de Coches Mágnéticos para infantiles o los siempre espectaculares Super-Camiones.

Pero la implantación del circuito permanente de velocidad en plástico mandaba un claro mensaje a los responsables del club: atraía a nuevos aficionados pues comprobábamos que en nuestro entorno local era la puerta de entrada natural al hobby del Slot, lo que en otras palabras significaba que nos permitiría un crecimiento más rápido en la captación de socios para el club. Además, comenzábamos a saber de otros clubes de la comunidad aragonesa, clubes que en general apostaban por la velocidad en plástico 1/32 y que estaban renovando o adquiriendo nuevos circuitos basados en la fiable y rapida superficie plástica del fabricante Ninco. Incluso el entorno comercial de fabricantes de material especializado en Slot estaba evolucionando rápidamente en una clara apuesta por mejorar su calidad, a la vez que desarrollaban catálogos más amplios de posibilidades en material de competición disponible para la escala 1/32.

Y así las cosas, finalizada la temporada 2003 se decidió apostar por la construcción de un gran circuito de velocidad en plástico, un circuito que permitiese afrontar cualquier reto en la preparación y organización de competiciones de slot a escala 1/32. El 29 de Enero de 2004 nuestro primer circuito de 4 carriles vio disputar la última prueba sobre su trazado con la disputa del trofeo “San Valero”, carrera que albergó coches de las categorías GT y LMP y que se adjudicó un nóvel Luis Nogueras al mando del imbatible Audi R8 del fabricante slot.it.

El diseño del nuevo y definitivo circuito de velocidad en plástico 1/32 planteó bastantes dificultades y su estudio nos llevó más tiempo del que pensábamos pues entre los objetivos a cumplir y los condicionamientos de espacio y asistencia, las variables para su resolución debían estudiarse con mucho detenimiento. Queríamos un circuito de seis carriles de más de 40 metros de desarrollo, un circuito que aprovechase al máximo el espacio disponible para él en el local pero sin agobiar excesivamente, que además estuviese compensado (igual distancia en todos los carriles), rápido y técnico pero tampoco de extrema dificultad y que la necesidad de comisarios de pista fuese también la mas justa y cómoda posible, sin pasos o puentes al interior. Realmente, cualquier circuito que cumpla las variables comentadas se puede calificar de perfecto pero también es verdad que no existe el trazado completo pues siempre hay alguna variable que es dificil de satisfacer de forma óptima. Finalmente se aprobó un diseño que aprovechaba al máximo el espacio y que mostraba un circuito de largas y apasionantes rectas con zonas de curvas localizadas hacia los extremos del mismo, con la ubicación de una curva exterior en puente (el “caracol”) que servía de compensación de cuerda y una zona muy técnica de curva de entrada a recta de meta (el “corta-pisa-corta-pisa”) que añadía un extra de dificultad al rápido trazado. El diseño, muy optimizado, nos permitía disponer de unos magníficos e increibles 44 metros de pista de velocidad en plástico 1/32. Otro sueño se hacía realidad: podiamos jugar y preparar coches a escala 1/32 como los mejores clubes del país.

La primera carrera oficial disputada sobre este circuito tuvo lugar el 13 de Marzo de 2004 con la disputa de la primera prueba puntuable del III Campeonato de Aragón Series GT-GTS y en donde se dieron cita 17 participantes, obteniendo las tres plazas del podio final Josema García (1º Ford Saleen), Christian Traginer (2º Ford Saleen) y Carlos Dominguez (3º Callaway C12).

Durante los seis años de vida de este circuito, no me cabe calificar la actividad del mismo de otra forma que no sea la de intensa. Multitud de categorías y carreras se disputaron en él, creo que lo disfrutaron practicamente la totalidad de los aficionados al slot de pista aragonés pertenecientes a un club estable y permitió que pudiesemos preparar coches y entrenar condiciones para abordar con garantías las carreras que disputábamos en el resto de los campeonatos regionales o nacionales. Sin duda, nos permitió crecer como preparadores y pilotos de la escala 1/32.

Además del mantenimiento periódico que era alto al tener que aspirar la superficie del mismo por la acumulación de polvo resultante de la actividad del resto de secciones deportivas del club en la misma nave, el trazado sufrió una modificación ahí por Marzo del 2005 que acortó su desarrollo en tres metros, al reducir la longitud de las rectas principales y a causa de tener la necesidad de liberar espacio en la zona de entrada a la nave con motivo de disponer del mismo para la sección de Rallye del club, que por aquel año planteaba un primer campeonato social además de organizar la correspondiente prueba puntuable del primer Campeonato de Aragon de RallyeSlot. Además, en Mayo de 2007 sufrió una exhaustiva reparación, desmontándose por completo, revisando y reponiendo los tramos en peor estado y haciendo un mantenimiento profundo de todos los carriles y líneas de mantenimiento de tensión. Finalmente, en Junio de 2008, el desgaste de las pistas exigió la renovación completa de toda la superficie con tramos nuevos, mejorando también las vallas con la inclusión de nuevos quitamiedos más separados de los arcenes y que no permitieron a partir de esa fecha los apoyos de los coches en numerosas curvas de los carriles exteriores.

Sería dificil destacar una categoria deportiva de todas las que se disputaron sobre su superficie, al fin y al cabo de la propia diversidad existente en el hobby del Slot, los aficionados adoptan gustos y pasiones diferentes. Pero personalmente me atrevo a recuperar del recuerdo algunas de ellas, destacando en primer lugar las carreras de resistencia disputadas con los coches de Grupo C del fabricante Slot.it. Al magnífico comportamiento y posibilidades mecánicas que aportaban los mismos, se unía la disputa de carreras por equipos, carreras que al más puro estilo endurance contemplaban memorables disputas y ajustadísimos resultados finales en muchos casos y que además añadían la espectacularidad de la competición nocturna, siendo la única categoría que contempló esta posibilidad. Estas pruebas de resistencia 1/32 se convirtieron en un clásico cada temporada, compartiendo su disputa con las escuadras de numerosos clubes amigos que nos visitaban, siendo un podio en estas carreras la máxima aspiración para numerosos pilotos de velocidad en plástico a escala 1/32. Igualmente y de muy grato recuerdo también fueron los diversos campeonatos monomarca que se disputaron, aquellos que se organizaron en torno a la misma carrocería de un único fabricante, exponentes claros de la unión que existía entre noveles y veteranos y en donde los primeros intentaban recortar la ventaja que la experiencia y las carrreras dotaban a los segundos. Ahí era donde se aprendía a preparar y pilotar un coche de Slot a escala 1/32. De los disputados con los Ferrari F40 de Slot.it, el Renault Clio de NSR y los Megane Trophy de Ninco, por ejemplo, destacaría este último ya que permitió ver carreras de más de 24 coches y podios muy variados, un modelo que alargó su vida durante cuatro largas temporadas puesto que se homologó también para los Super-Turismos y que además tuvo el privilegio de cerrar la última carrera oficial en este circuito, aquella que se disputó el 26 de Diciembre de 2009 y que supuso el cierre definitivo de una pista que desmontada y trasladada al nuevo club ZZ Slot seguiría dando satisfacción a los aficionados, aunque ya con otra definición completamente diferente.

Al igual que el resto de secciones deportivas del club, puedes recorrer en esta web las diversas temporadas en las que la velocidad en plástico fue protagonista de las carreras del Almodeli-Aragón, comprobando que, como en otras tantas facetas de la vida, la evolución de una actividad hacia unos objetivos determinados es fruto del trabajo constante realizado con dedicación e interés.

Crónicas de nuestro Slot en Plástico:

Eventos 2000-2001
Temporada 2002
Temporada 2003
Temporada 2004
Temporada 2005
Temporada 2006
Temporada 2007
Temporada 2008
Temporada 2009


1 comentario en “El crecimiento

Deja un comentario