1. Inicio
  2. /
  3. El crecimiento
  4. /
  5. La temporada 2003

La temporada 2003

Con un buen crecimiento de aficionados asociados al Club de Slot Almodeli-Aragón, las sensaciones que teniamos al comenzar esta temporada eran que estábamos lanzados, que nuestra evolución era ascendente y que nadie nos paraba ya. Realmente, si algo nos caracterizaba era que teníamos un interés muy alto por participar en las carreras organizadas alrededor de nuestros circuitos permanentes. Y de ahí que el planteamiento fuese aprovechar los dos circuitos disponibles al máximo (madera y plástico), organizando campeonatos largos y disputando carreras en ambos trazados. E incluso con ideas muy originales como la organización del I Campeonato de Aragón de Turismos 1/32 que contemplaba tres categorías según el tipo de carrocería a utilizar: los turismos ligeros con coches como los MiniCooper, Peugeot 206, Seat Ibiza, etc, los turismos medios que agrupaban a berlinas tipo Seat Córdoba, Volkswagen Golf, Citroen Xsara, etc, y los super-turismos DTM donde se incluían los coches más "bestias" como los Alfa Romeo, Mercedes , Audi, etc… Repasando el reglamento técnico que regulaba este campeonato no sería descabellado adaptarlo a la actual época y plantear su organización a algun club pues su originalidad y posibilidades lo hicieron muy atractivo para jugar a las carreras de slot.

Como decía, con una más que excelente participación en las competiciones, las victorias en las carreras de los diferentes campeonatos estuvieron muy repartidas entre los Josema, Labarga, Marco, Espino y un servidor, una caracterísitica que sin duda nos obligaba a todos a hacer un buen seguimiento de las clasificaciones y que nos motivaba a estar muy pendientes del calendario para preparar la siguiente carrera. Y de hecho, en el computo global sería dificil destacar a un único piloto de los mencionados sobre los demas, aunque probablemente creo que César Labarga debería recibir tal distinción pues fue el único que accedio a los cuatro podios posibles, completando una victoria y tres subcampeonatos.

Repasando el Campeonato con los Turismos 1/32, cinco pruebas de las nueve posibles se disputaron en nuestro circuito permanente de velocidad en plástico a cuatro carriles, con victorias repartidas entre Josema (que obtuvo dos), César Labarga, Nacho Espino y Pereda y en el que despues de descontar los dos peores resultados se obtuvo un podio final que premiaba a los seis mejores pilotos clasificados y que fue el siguiente: Campeon Nacho Espino, Subcampeón César Labarga, 3º Ignacio Pereda, 4º Ismael Gutierrez, 5º Josema García y 6º clasificado Javier Oliván. Destacar la 9ª y última prueba puntuable puesto que con una participación de 16 pilotos rompió la fría estadística que afirma que las últimas carreras son las de peor participación, una prueba más de lo disputado que estuvo este campeonato hasta el final.

El otro gran campeonato organizado para esta temporada fue el II Campeonato de Aragón Series GT-GTS 1/32 que con 8 pruebas puntuables (4 en plástico y 4 en madera) mantuvo también unas excelentes cifras de participación. Al igual que el de Turismos, el campeonato contemplaba el descarte de los dos peores resultados y un podio final para los seis mejores pilotos clasificados y que fue encabezado por Josema García como Campeon con tres victorias, César Labarga Subcampeon con dos victorias, Ignacio Pereda y Nacho Espino, tercer y cuarto clasificados respectivamente y con una victoria cada uno, Chritian Traginer quinto clasificado premiando una participación muy regular y finalmente Marco Ara al que su única victoria le permitió cerrar el podio. Con una media de 14 coches por carrera, el coqueto y técnico circuito de velocidad en plásico presencio cuatro victorias de cuatro pilotos diferentes, a saber, Josema con el F355, Marco con Mercedes CLK, Pereda también con F355 y Nacho Espino con un Porsche 911 GT2, una prueba más de la diferentes posibilidades que existían para la categoría en la época aúnque los coches del fabricante ProSlot, si estaban bien preparados, marcaban un plus extra de prestaciones frente a otras marcas.

Y aúnque mas cortos en su desarrollo, se siguió conservando los campeonatos de dos categorías también habituales en la época, los monoplazas Formula 1 y los vistosos coches clásicos. Planteados a cuatro pruebas puntuables, el de coches clásicos se disputó exclusivamente en el circuito de velocidad en plástico, no así el de Formula 1 que planteó las dos primeras pruebas sobre el plástico y las dos siguientes sobre la madera. Un motivado y recién llegado Nando Fernández obtuvo la tercera plaza del podio en los dos campeonatos, disputando la de los Formula 1 a Nacho Espino en un apretado final y al que superó a pesar de estar empatado a puntos, gracias a que el reglamento deportivo premiaba el desempate a aquel piloto con mayor número de vueltas totales en las dos últimas carreras. Igual circunstancia se dio para dirimir el primer piloto clasificado en el campeonato de coches clásicos y que de forma mucho más apretada y por sólo tres vueltas se llevó Nacho Espino en detrimento de César Labarga, buena prueba una vez más, de lo interesante que estuvieron las carreras en plástico de la temporada 2003.

Y complementado de forma magnífica la temporada, nos inscribimos por primera vez como escudería 1/32 en la carrera de resistencia de las 24 horas de Alcorcón, prueba de máxima relevancia nacional junto a las míticas 24 horas de Sant Celoni y que por aquel mes de Agosto de 2003 organizaba su tercera edición. Nuestra ilusión y dedicación era tal que llegamos a modificar nuestro pequeño circuito de velocidad en plástico con dos largas rectas que no permitiesen medir el comportamiento de los coches con desarrollos largos. El evento fue magnífico con un despliegue absolutamente impresionante en el pabellon de deportes que lo acogía: cuatros increibles circuitos de ocho carriles en mariposa ocupaban la mitad de la superficie del pabellon, destinando la otra mitad a un espectacular rallye-slot con 8 largos tramos que emulaban las pruebas del mundial y una prueba de raid en la que también participamos con muchísima satisfacción. La asistencia de escuadras de diversas partes del pais garantizo la pluralidad sin igual de dicha carrera, disfrutando en nuestro caso de un ambiente sensacional, haciendo muchos amigos y quedando embrujados de la magia y dureza de una prueba de estas características. Como Almodeli Slot Racing nos desplazamos Josema García, Marco Ara, los hermanos César y Alex Labarga y un servidor obteniendo un excelente 15º puesto final de un total de 32 partipantes. Aún recuerdo las palabras del verificador de turno al entregar nuestro Porsche 911 de Fly Racing: …llevais la carrocería más pesada de todos los participantes. Sin duda, nos pasamos un pelín con la pintura y el pegamento del kit de luces.smiley

Y sin casi descanso, entusiasmado como decía de este tipo de carreras de resistencia, al mes siguiente nos desplazamos Josema García y un servidor a disfrutar de otra carrera de 24 horas, esta vez invitados por el Bilboko Slot Kluba y que en esa temporada organizaba sus primeras 24 horas “Villa de Bilbao”. Si, habéis leido bien, sólo fuimos Josema y yo, así que os podéis imaginar el atracón de pilotaje que nos dimos. Si esto no es estar “enfermo” por el Slot… que alguien me lo explique ;-). Si mal no recuerdo, se disputaron 24 mangas de unos 45/50 minutos, de las cuales Josema se pimpló trece y un servidor once. Utilizamos el mismo coche que en las 24 horas de Alcorcon, el ya famoso Porsche 911 Amarillo de Fly Racing, más que nada porqué ya tenía montado el kit de luces y estaba en buen estado, además de que en entrenos se mostraba muy estable y fiable. Pero núnca fue un coche rápido y en general, los Audi R8 de Slot.it o Toyota GtOne de ProSlot estaban a un nivel bastante superior de prestaciones. La verdad es que no se que fue de aquel Porsche, una pena, pues con el paso de los años me hubiese gustado revisarlo para diagnosticar mejor su preparación y carencias.

Finalizo el resumen de esta temporada con la inevitable reseña a nuestra participación en el Campeonato de España de Slot que como todas las temporadas se organizaba ahí por el primer fin de semana de Noviembre. Aúnque la participación de la escudería Almodeli Slot Racing en este campeonato fue siempre más masiva en las categorías de 1/24, un servidor quiso participar por tercera vez consecutiva en la prueba de Super GT Magnéticos 1/32 – brutales bólidos a escala que permitian descargar mucha adrenalina y que exigían de mecánicas muy fiables- , aúnque ya sería la última ocasión en la que de forma individual participase en una categoría pequeña de dicho Campeonato. Monté un estupendo MG Lola EX de SuperSlot con mecánica Slot.it y su increible motor de 30.000 rpm, coche que aún conservo y así, con la banana del freno quitada de la caja de conexiones y un potente imán de neodimio en el chasis, conseguí disfrutar mucho la carrera, obteniendo una sexta plaza final que para mi compensaba los tres años de disputa de la categoría.

Por cierto, en aquel Campeonato de España del 2003 se disputó la primera edición de las 24 horas de Resistencia Slot.it para los Grupo C, exclusivamente con el Porsche 956, primer modelo de una categoría que tanta satisfacción le la dado al fabricante italiano y a todos los aficionados. No conseguimos organizar un equipo para participar pero la reseña se me hace inevitable por lo que dichos coches significaron posteriormente para el club y sus más fieles seguidores de las endurance a escala 1/32.


Deja un comentario