1. Inicio
  2. /
  3. El éxito
  4. /
  5. La temporada 2003

La temporada 2003

Habíamos disfrutado ya una temporada completa en la madera y estábamos bastante satisfechos, no tanto por el hecho de que veíamos que a la escala 1/24 aún le faltaba mucho desarrollo dentro del club si no más por el aprovechamiento que hacíamos los socios del circuito de velocidad en madera, participando de forma satisfactoria en todas las categorías con las que decidíamos correr carreras.

Así pues, y dado que ya habíamos inaugurado el año anterior el circuito de velocidad de 4 carriles en plástico Ninco, a la mayoría nos gustó la idea de seguir haciendo campeonatos que combinasen las dos superficies, recuerdo que se hizo una encuesta entre todos los miembros del club y como digo, es lo que los propios socios del club decidieron para aprovechar todo lo que este nos ofrecía.

Sólo tres campeonatos se disputaron exclusivamente en la madera, el de los Prototipos de LeMans a 1/32, donde seguíamos con el concepto de chasis plomeado, trencilla dura y rueda trasera de espuma, la nueva categoría de Super-Camiones 1/35, que dada la novedad en el mercado nos pareció más adecuado su utilización exclusivamente en la pista de madera, plomeando chasis y con mecánica libre, y el segundo Campeonato de Aragón con los Parma Nascar 16D 1/24, campeonato que seguía aportando coches muy veloces y fieles seguidores de la categoría. Tanto este último como el de LeMans 1/32 se disputaron a 8 carreras.

Y tengo que recordar también los Open en la pista de madera con los coches con imán a escala 1/32, los increíbles Super-GT Magnéticos, con increíbles prestaciones ya que montaban imanes de neodímio y motores de 35.000 rpm, lo cuál era un concepto no muy habitual en la época. Ya se habían organizado dos eventos en la temporada anterior y en ese 2003 quisimos conservarlos también pues de alguna manera servían de puerta de entrada a algunos aficionados además de ser una buena excusa para que los más pequeños, los infantiles, pudiesen conocer la competición y las carreras de slot en nuestro club.

Esta temporada también decidimos disputar de nuevo en la madera una resistencia de 9 horas por equipos con los Prototipos de 1/32 y que tan buen sabor de boca nos había dejado en la temporada anterior, aunque esta vez la hicimos coincidir con las Fiestas del Pilar a mediados de Octubre, lo cuál no se si fue buena o mala idea, pues sólo pudimos formar cinco equipos (se exigía un mínimo de tres pilotos por equipo). De nuevo, Ubaldo Oliver del CSZ organizó un equipo de su club, en el que participó un joven Ricardo Bayo, el cuál aún no sabía que el futuro le depararía grandes éxitos como piloto de slot aunque en otras disciplinas muy diferentes a la que en ese año decidió participar. Esta carrera de resistencia fue ganada por el equipo de Javier Oliván y Christian Traginer, que contaron con un joven Armando Timoneda como tercer miembro del equipo, un piloto que también en ese momento no sabía que su categoría, o mejor dicho su escala, era otra.

Y hablando de escalas, el 1/24 tuvo una jornada brillantísima en el club con la organización de la 1ª Reunión de Slot 1/24 Almodeli-Aragón, un evento que surgió de la necesidad de mostrar a todos los socios del club los coches y las atractivas posibilidades que la categoría de Model-Cars podía ofrecer, tanto en su vertiente modelística, se organizó un concurso de decoración, como en la de competición, pues disfrutamos de la primera resistencia Plafit 1/24 exclusivamente con socios del Almodeli-Aragón. Y de la mano de los Oscar Lahuerta, Ismael Barrao, Fernando Sánchez “Grupo C”, Marco Ara e Ignacio Pereda, se expusieron un buen número de preciosos coches de carrocería en plástico rígido y a escala 1/24, llegando a contar una cifra que superaba las veinte unidades, aunque no todas a concurso. Un precioso Ferrari Dino 246 GTS construido por Oscar Lahuerta fue el ganador de las dos categorías de modelismo slot, la que premiaba la “Mejor réplica original” y que fue votada por los socios asistentes y la de “Mejor modelo acabado” premio en el que sólo votaban los propios participantes en el concurso. Y un apunte: En ese 24 de Mayo de 2003 Marco Ara presentó una magnífica réplica de un Audi Quattro, el cuál se convertiría en el primer coche conocido en Aragón de una categoría que explotaría espectacularmente en las siguientes temporadas: El Rallye Slot a escala 1/24.

Pero si algo marcó definitivamente nuestro futuro en la competición en pista de madera a escala 1/24 fueron los dos primeros éxitos conseguidos por el club en esa temporada y a nivel nacional. Fruto de la pasión de mis amigos Marco Ara e Iker Santos más la propia de un servidor, que no es poca, decidimos organizar un equipo de la escudería Almodeli que disputase el campeonato de España de Resistencia Plafit 1/24, un campeonato que ese año se organizaba a cuatro sedes puntuables, a saber, Sevilla, Madrid, Zaragoza y Dénia y al que acudíamos con la sana intención de saciar nuestra “hambre” del mejor slot a escala 1/24 y por supuesto de aprender, aprender y aprender. Pero poco a poco, probablemente por nuestra dedicación pero sobre todo por el talento y magnífico trabajo de Iker, los resultados fueron llegando, y con los podios de Sevilla y Dénia, más la victoria en nuestro Open de Aragón, conseguimos ser Campeones de España por escasos 5 puntos sobre el equipo de la tienda Cric-Crac. Recuerdo, y aunque no incluyo inscripciones ni desplazamientos que son los gastos que realmente encarecen la salidas de competición para un aficionado, que aquél primer campeonato de España tuvo un coste para el equipo de 480 Euros en material de slot para la categoría. Si lo dividimos para los tres que formábamos el equipo y luego cada uno prorratea su parte entre los doce meses del año, resulta que cada mes tuvimos que poner poco más de 13 Euros para financiarnos los coches y repuestos del equipo: ¡quién dice que es cara la competición de 1/24!.

Y decía dos éxitos, pues dejo para el final el que considero uno de mis más preciados recuerdos en la larga trayectoria que como aficionado al slot he tenido ocasión de disfrutar. No es otro que la victoria en las primeras 24 Horas de Resistencia Plafit 1/24, una de las pruebas reinas de esta categoría y un éxito que de la mano de los coches de Iker más el inmenso talento de los “cracks” Josema García y Armando Timoneda tuvimos ocasión de conseguir. Y aunque quince días después conseguimos los primeros podios individuales en 1/24 del Campeonato de España (Iker Campeón de los Parma Nascar y un servidor Tercero de los Plafit GT) y en años posteriores disfrutamos de múltiples satisfacciones individuales y con la escudería en la competición de 1/24, aquella primera sensación de haber ganado en algo "grande" personalmente nunca más la volvería a tener. Fue única e irrepetible.


Deja un comentario